Hawkanime.net -- Animé, fansub, curiosidades y mucho más!
Iniciar Sesión
Nombre de Usuario

Contraseña



¿Aún no eres miembro?
Pulsa aquí para registrarte.

¿Contraseña olvidada?
Pulsa aquí para obtener una nueva contraseña.
LISTA DE EPISODIOS
DESCARGA NUESTROS EPISODIOS!


Encuentranos en




¡Suscribete y recibe noticias por E-MAIL!
Colaboradores
Las Brujas de Salem

Los Juicios de las Brujas de Salem

A finales del siglo XVII, mas de 200 personas en Salem, Massachusetts, fueron arrestadas y 20 de ellas terminaron ejecutadas. ¿El crimen? Practicar la brujería. La revista Smithsonian, en su artículo "Breve Historia de los Juicios por Brujería de Salem" resume la historia detrás de la intolerancia y la injusticia que se convirtió en un caso de histeria colectiva.

Hace algunos siglos (y en la actualidad, hay que admitirlo), muchos cristianos practicantes y los seguidores de otras religiones, tenían la creencia de que el Demonio podía dar a ciertas personas conocidas como brujos el poder de dañar a otros a cambio de su lealtad. La cacería contra las brujas se extendió por Europa desde los años de 1300 hasta el final de los 1600s. Cientos de miles de supuestos brujos (principalmente mujeres) fueron ejecutados.

En Enero de 1692, Elizabeth (de 9 años), la hija del Reverendo local apellidado Parris y su sobrina, Abigail Williams, de once años, comenzaron a tener un comportamiento extraño. Gritaban, arrojaban cosas, producían sonidos peculiares y adoptaban posturas extrañas. Un médico local, confundido por los síntomas, los atribuyó a poderes sobrenaturales. Otra chica, Ann Putnam, de 11 años, experimentó síntomas similares. El 29 de Febrero, bajo la presión de los magistrados Jonathan Corwin y John Hathorne, las chicas culparon a tres mujeres por haberles inflingido tales "posesiones": Tituba, la esclava caribeña del reverendo Parris; Sara Good, una vagabunda sin hogar; y Sarah Osborne, una vieja mujer empobrecida.

Las tres mujeres fueron llevadas a la presencia de los magistrados locales e interrogadas durante varios días, comenzando el primero de marzo de 1692.
Las otras dos mujeres se declararon inocentes, pero Tituba confesó: "El Demonio vino a mí y me obligó a servirlo". Describió elaboradas imágenes de perros negros, gatos rojos, pájaron amarillos y un "hombre negro" que quería hacerla firmar un libro. Ella admitió haber firmado el libro, y dijo que había muchas otras brujas que intentaban destruir a los Puritanos. Las tres mujeres fueron encarceladas.

Cuando la semilla de la paranoia estuvo sembrada, se desató una cadena de acusaciones en pocos meses. Los cargos contra Martha Corey, un leal miembro de la Iglesia en la Villa de Salem, sorprendió terriblemente a la comunidad; si ella era un bruja, entonces cualquiera podría serlo. Los magistrados, inclusive, interrogaron a la hija de Sarah Good, que sólo tenía cuatro años de edad. Los interrogatorios se volvieron más serios en el mes de abril, cuando el representante del gobernador, Thomas Danforth, y sus asistentes, acudieron a las audiencias. Docenas de personas de Salem y de otras villas de Massachusetts fueron interrogadas.

El 27 de Mayo de 1692 el gobernador ordenó que se formara una corte especial. Para cuando la corte se estableció, en junio, el número de personas detenidas era de 62. A principios del mes, Sarah Osborne murió en prisión.

El primer caso que abordó la corte especial fue el de Bridget Bishop, una mujer vieja conocida por sus chismes y por su promiscuidad. Cuando le preguntaron si había practicado la brujería, Bishop respondió: "Soy tan inocente como un niño aún no nacido". La defensa no debió ser particularmente convincente, pues fue hallada culpable y el 10 de Junio se convirtió en la primera persona colgada en el lugar que después fue bautizado como "Gallows Hill".

Cinco días después, el respetado ministro Cotton Mather escribió una carta implorando que la corte no permitiera la "Evidencia Espectral" (testimonio basado en sueños y visiones). La corte, sin embargo, ignoró esta petición y cinco personas fueron colgadas en julio, cinco en agosto y ocho en septiembre.

El Gobernador Phipps, entonces, prohibió más arrestos, liberó a las brujas acusadas y disolvió la corte el 29 de Octubre. A partir de ahí sólo fueron condenadas otras tres personas quienes, posterioremente, fueron perdonadas por el gobernador. Sin embargo, el daño estaba hecho: En total, 19 personas fueron colgadas en Gallow Hills, una mujer fue prensada entre pesadas piedras hasta su muerte, varios murieron en la cárcel y 200 fueron acusados de usar magia negra.

Tras los juicios y ejecuciones, muchos de los involucrados, como el juez Samuel Sewal, confesaron públicamente sus errores y su culpa. En 1702, la corte declaró que los juicios habían sido ilegales y en 1711 la colonia aprobó una propuesta para restaurar los "buenos nombres" de aquellos que habían sido acusados y dio 600 libras a los herederos de estos. Sin embargo, no fue sino hasta 1957 (más de 250 años después) que el estado de Massachusetts pidió formalmente disculpas por los hechos de 1692.